Pandemia 6. El rey del pop

El rey yace en su cama, pálido y demacrado, sin vida. Su último aliento fue en solitario como premonición de lo que vendría para el mundo.

La Matrix había desplegado su furia sobre él, su gira denunciando las armas había logrado que los ojos del mundo lo vieran pero que los ojos de los amos brillaran con un rojo infernal.mejorescolaborac-7a65e7d0c81452494ece00befb6ea9b8-600x400

Sus constantes desacuerdos eran mostrados como fuera de sí.

Primero fue una amenaza en privado, con amigos que le conocían y le pedían que recapacitara que no se metiera en esos temas de denuncias hacia los amos del mundo. Después lo denigraron, acusaron de pedofilia y pagaron a testigos para sostener sus casos. ¿Cuánto había de verdad en eso? Aún hoy día, con años de haber muerto, se le sigue echando basura a su memoria.

Lo usaron y desecharon. Un doctor se ganó su confianza y este lo asesinó recetándole una sobredosis de medicamentos. Era masón. Cumplió su misión y aguantó en silencio los juicios y sentencias por su práctica profesional.

“They don´t really care about us” decía en inglés la canción. d0f86-whatsapp2bimage2b2018-06-102bat2b4-20-462bpm

La gente se amontonaba desde temprano en la favela de Rio de Janeiro, los niños practicaban sus pasos, los tambores de batucada también, la policía se excitaba de ver tanto movimiento y más estar en un barrio de los llamados pobres de Brasil. Muy pobres.

Ese día se grabaría la canción “They don´t really care about us”, Michael no demoraba en llegar, desde las ventanas lo vieron aparecer y los gritos no se hicieron esperar.

¡Ey, Michael! Le gritaban las chicas, los niños embelesados le miraban, el director dispuso el inicio del rodaje y la canción comenzó…

El virus COVID 19 había sido diseñado, el investigador había descubierto su peligro. La rapidez de propagación calculada, los tubos de ensayo herméticos cuidadosamente numerados, 1,2,3,4,5, etc. No se sabe cuántos, pero podemos imaginar.

Fueron abiertos en China en una pequeña región de 15 millones de habitantes, aunque China tiene 1,300 millones. Otras grandes ciudades tenían, tal vez, una burbuja protectora donde el virus mentado, ni siquiera llegó.

Pero si, alcanzó a llegar a Italia, dicen que hubo un partido de futbol y que ahí depositaron la cepa letal, expansiva. Lombardía (lombardo era antiguamente un insulto pues ahí residían los ricos que mediante usura esclavizaban al mundo conocido, después se irían a Alemania bajo un escudo rojo “Rothschild”).

Luego lo plantaron, supongo, en España. Sus centros geriátricos o asilos fue el objetivo, la muerte desatada sobre los ancianos. Por algo Lagarde dijo que eran una carga para los Estados por el pago de sus pensiones. La masacre fue notoria.WhatsApp Image 2019-10-01 at 7.09.59 AM

Ahora en muchos países, la policía, guardias nacionales, etc. poseen la ley suficiente para multar oencarcelar a quienes rompan el aislamiento por la pandemia, aplican la ley a ciudadanos sin crimen. O por el crimen de respirar y caminar. En algunos los golpes se imponen y los gobiernos miserables, títeres, imponen toques de queda y medidas para no circular ni para comprar víveres.

Harán una gran publicidad con su vacuna. La gente correrá a aplicársela. Primero fue la propaganda, los medios repetían y repiten el virus sin cara, pero con nombre. Segundo fue el schock, la masa impresionada no alcanzaba a reaccionar, millones se metieron a sus casas, abandonaron actividades, el campo en algunos sitios quedó sin sembrar (los meses de marzo y abril son cruciales para ello), para agosto se sabrá el resultado.

Poca cosecha o nula, entonces vendrá la segunda parte de esta pandemia, será además de la económica, la del hambre y la carestía de los productos del campo. Habrá poco y pocos tendrán para vender. La gente se quedará sin comer o comerá despensas de segunda, llenas de productos contaminados para generar más enfermedades. Tercero fue el miedo, la gente atemorizada se escondió, dejo de abrazarse, de darse la mano, de convivir y mostrar amor, hasta eso da y dará miedo. Ese cada día es sostenido e incrementado por los medios de manipulación masiva.

¿Y cuando pregunto por qué? Me responde el gobierno, los medios, la propagando: ¡Es por tu bien!

Pero terco y más, vuelvo a preguntar: ¿Cuándo al Estado realmente le preocupamos? ¿Cuándo a los amos realmente les importamos?

Y como eco resonando en la eternidad escucho “They don´t really care about us”

Desde entonces la favela calló.DSC07205

Habrá que dejar el miedo, atreverse un poco o un mucho, pero dejar de complacer a quienes nos dicen lo que debemos hacer, ser más inquisitivos, protestar por lo que no es justo y unirse sin miedo, sin esa sana distancia, que solo permitirá que te escaneen el rostro y te identifiquen la huella facial, después unos agentes de la guardia nacional o policía de control tocarán a tu puerta.

¿Pero que podrán hacer cuando seamos miles protestando?

Su Nuevo Orden Mundial está por llegar. Nosotros debemos educar a otros en la verdad, aunque por ahora nos digan locos.

Hoy la muerte sorprende en solitario como a Michael, no hay funerales, ni familia que reciba y despida el cuerpo, la duda queda. ¿Será nuestro familiar el muerto?

Estamos en manos de sicópatas asesinos. ¡Levántense!

A.R.Barrios

Veracruz, Ver. 23 de abril de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s