Ciegos esclavos

Cuando ya no quede casi nada y el día nos regale su última mirada
Y no hayan ojas pa’ soplar el viento
Y la historia pierda el conocimiento
Cuando la lluvia se deshidrate
Y antes de llegar al piso de mate
Cuando el paracaídas no habra
Cuando las letras no formen palabras

LETRA ‘APOCALÍPTICO’

Residente Calle 13

Ciegos Esclavos

Ciegos, cada quien vive su mundo de egoísmo. Sintiendo dolores emocionales y físicos, como si fuera menú a la carta.
Sólo ven lo que quieren ver, únicamente lo que es de su interés. Se sumen en actitudes de locura, esquizofrenia, de consumo de drogas, de alcohol o de mercancías diversas. Obsesionados por algo, los amigos, la comida, el tiempo, el conducir un auto, los viajes, la familia o su religión.

Lo que en realidad hacen es aumentar su ego, alimentarlo, nutrirlo como un monstruo que crece día a día, con dinero, energía, sufrimiento, insomnio, deseos de tener, acumular, de hacer y al final de ser. Esto ultimo ocurre cuando ya el tiempo se terminó.
No entienden el paso por el planeta, por el cuerpo, solo eso…paso.

Por ello, los que manipulan al mundo los explotan, se valen de esto, del deseo permanente del ego por nutrirse de las debilidades de cada ser.
Por medio de la televisión, el cine, la publicidad, hacen que los cerebros enajenados, permanezcan siempre en tal vibración. Conservando a la gran masa dentro del circulo de control mental. Donde ellos dominan, disponen y preservan su estatus por siglos, desde hace muchos siglos.

Ellos, viven y reviven en la oscuridad, en el anonimato, pocas veces se les ve, no aparecen en las revistas de moda, ni asisten a congresos mundiales, usan emisarios para hacerles saber a sus lacayos cuales son sus deseos y las convierten en ordenes ineludibles que después imponen a los pueblos dormidos y absortos ante el vendaval de información que les es lanzada,

Moderno dráculas, listos para chupar la sangre de pueblos enteros. Gente que está cautivada por la sutil mirada de los amos oscuros, a cambio de una dádiva, un auto de lujo, dinero a manos llenas que en caso de caer en desgracia, les es arrebatado regresándolos al misero agujero de donde fueron sacados al principio.

Todo esto convertido en un circulo vicioso para despertar con una nueva ansia de tener y así sucesivamente. ¿De qué hablo?
¡Esclavitud moderna!
Saben que nunca seremos libres y crean espejismos para cada quien, para cada nivel de pobreza o de angustia. Nadie se salva. Hay una competencia feroz por escalar esa escalera sin final.
Nos hacen culpables de todo, de la polución, del cambio climático, de la escasez y de la abundancia, del agua y del sol, del ruido, de la música, de lo material y lo espiritual y siempre tienen el pretexto para poder cobrar las culpas que nos achacan.
Nos cobran por respirar (la tenencia de tu auto), por comer, por beber agua (las grandes empresas como Coca Cola, Nestle, Pepsi ahora son dueñas del agua del planeta). Nos cobran por tocar, por oír, por saborear, todo tiene un precio que debemos pagar. Nuestros sentidos tienen un costo.

Lo más cercano a ser libre, realmente libre, es el desapego. Tener lo necesario para sostener este cuerpo sano, limpio, activo, sin desear marcas o consumir productos, girando con el universo y percibir que eres uno con el Todo. ¡Y no más!

Dejar de pagar por tus alimentos, por el agua, como cualquier ser vivo del planeta. Donde el control sea tuyo y no de corporaciones.
¿Recuerdas que antes se decía que un vaso de agua a nadie se le negaba?
Ahora las grandes empresas nos venden esta agua con colores y saborizantes artificiales, con gases CO2 para inflar tu vientre y además te dicen que es “la chispa de la vida”.
Si por casualidad puedes beber agua de un rio o un arroyo, está contaminada por desechos que estas empresas han arrojado al afluente.
¿Y a quién culpan?¡A ti!¡Tu eres el culpable!
Retorna a la naturaleza, regresa a usar lo mínimo, lo necesario, ¡no tienes culpa de nada!

Cuando aceptas la culpa, los gobiernos cómplices de estos amos, te cobra todo, se aprovechan de ello e imponen nuevos impuestos. ¡Hasta por tener ventanas en tu casa!

¿Acaso no te has dado cuenta?

Vivimos en grandes ciudades, como campos de concentración, guetos, con vías de acceso controladas, ahora más y te dicen que es por tu bien. Que es para luchar contra el crimen pero te revisan a ti. Mientras el crimen circula libremente y hasta se saludan. Estas fuerzas del mal, fuerzas armadas siempre dispuestas a servir a la élite, a estos chupadores de la humanidad.

Al viajar, ves los campos yermos, sin cultivar, sin producir, esperando ser trabajados, dar un fruto, dar con creces lo que con amor deposites en la madre tierra. Han llegado al colmo de manipular genéricamente las semillas para después, poder cobrar por la patente o derechos de sembrar nuevamente. Pero sobretodo de cosechar para poder comer.
¿No te asusta esto?
¡Piensa!¡Medita!
El mundo lo necesita.

Por esto la libertad no existe. ¿Acaso crees que eres libre?
Es una quimera, un deseo de alcance lejano. Por ahora, sin posibilidad de lograrlo. El mundo se mueve hacia el Nuevo Orden Mundial (NWO por sus siglas en ingles).

No eres libre porque te sometes y te sujetas a toda la publicidad. Te convences de ser culpable del cambio climático y permites que todo te suceda. Entonces pagas con el sudor de tu frente. Bíblico.
¿Quién puso esta aberración milenaria en el cerebro de la gente?
La iglesia
La élite.
Los gobernantes.
Los manipuladores.
Drácula.
Nos llevan al matadero y aun piensas que con democracia lo podemos remediar. Pero si tú no eliges a nadie, ¡ya han sido elegidos por los amos!
Operan como una banda criminal los partidos políticos, ellos saben que nada se logrará y se unen para el engaño, ¿sigues creyendo que al votar tomas revancha por lo que dejan de hacer o se exceden?

La humanidad se dirige hacia su oscuro destino, destino de esclavitud. Con disfraz de sociedad avanzada. Vemos migraciones, que mas que migración, son éxodo.

La gente trata de buscar un sitio mejor, huye y no encuentra nada. La historia se repite, lo hicieron los judíos, lo hacen los africanos, los latinos, siempre hacia países que han depredado colonizando.

La diferencia es que ahora usamos Nike, hechos en China o la India. Donde niños esclavos confeccionan tus lindos zapatos de 100 dolares con costo de producción de 15 dolares, incluida la mano de obra. Y tu feliz pues eso no lo ves.

¡Sorpresa! ¡Es una sola esfera!
No hay a donde ir, tarde o temprano se regresa al mismo punto.
Solución: Vigila el ego, no desees, observa como el universo se despliega ante ti. Eres una criatura extraordinaria, Sé feliz. Sé libre.

A.R.Barrios

Veracruz, Ver. 15 de enero del 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s