Suena el agua en mi ventana

Un día escuche un te amo. Fue el teléfono que me engaño o mi sordera paulatina que me hace escuchar cosas por todo camino. O quizá una historia que invento por los desvarios de mi cerebro añejado. 

Oigo rumores que ya no atiendo. 

Escucho canciones que me traen recuerdos de años. 

Pero es solo mi cerebro que repite sonidos que no hay. 

Suena el agua sobre mi ventana como de lluvia creo,  y no es más que el viento llevando y trayendo besos en direcciones equivocadas. 


O es mi nostalgia de saberte lejos y mi imposibilidad de abrazarte y decirte mía. 

¿Suena la lluvia sobre mi ventana? o ¿son tus sueños que regresan abrazando los míos?, ¿qué es?
Cada día mis oídos se pierden en el ruido interno, quizá porque he hablado tanto, que ahora debo de escuchar más y mejor, poner atención a lo que me dicen o escucharme en mi viaje interior. 

Siempre, invariablemente, escucho el eco de tu voz, de tu tono de voz, de tu frase aquella como canción: 

¡Mi Rafa!

A.R. Barrios

Veracruz, Ver. Julio del 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s