El López del Paraguay y La Matrix

El Gral. Lopez Presidente,  huye hacia la zona pantanosa y arrinconado sabe que morirá. Se enfrenta a la fuerza demoledora de la matrix.
Hace un par de años su país era el único que crecía independiente en realidad. Entre tanta nación que obtuvieron su independencia por los mismos años.
La industria textil crecía y la metalúrgica también. El comercio era bonanza. Las cosas no podían ser más prosperas. Su rechazo a créditos de la banca inglesa seria tomado como la declaración de guerra. Los gigantes del Sur, que en todos lados hay, se prestan a la confabulación.
Mediante una campaña previa de desprestigio se le acusa de drogadicto (también a la esposa inglesa del general a quien califican además de loca, drogadicta y prostituta). El desprestigio comienza a crecer y eso que aún no había televisión. Este López que era un peligro para Paraguay.


Los tres países amables gobernados por esbirros de la matrix, se lanzan sobre la menospreciada República del Paraguay y sus ejércitos invaden y apestan su tierra y sus flores.

Los hombres de la nación pelean con fiereza pero el enemigo es mayor. Al final de la guerra solo quedan niños amputados,  ancianos y mujeres. El 80% de los varones han sido aniquilados por las balas de los invasores.
Más de la mitad de su territorio se lo reparten entre Brasil, Argentina y Uruguay.


Vecina; ¿me presta a su esposo?
Dice la mujer que sabe que puede quedar encinta. En un acto heroico de no desear tener hijos de los invasores. Las mujeres del Paraguay adoptan esta costumbre para tener hijos realmente paraguayos.


Allá en un rincón del pantano, hambriento, débil y solitario muere asesinato por las balas invasoras el Gral. López. Nada se menciona de él, su nombre se perdió en el tiempo.

¿Su sacrificio? también feneció bajo la deuda externa contraída por su país.

Niños Paraguayos y niño argentino. usados para la guerra


Un mes después los créditos comienzan a fluir mediante catéter forzado en las venas adoloridas del Paraguay.

Los Rothschild se rascan sus abultados vientres como embarazos de mal nacer.

Si el mal tiene nombre, ¡Este es!


Rafael Barrios

Veracruz, Ver. Junio del 2017



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s